Conozca la otra cara de Nueva York: más que la Gran Manzana

La capital del mundo, conocida por sus espectaculares vistas panorámicas, sus grandes rascacielos y famosas calles que han sido protagonistas en cientos de películas y series de televisión, es mucho más que la gran manzana.

Además de las imponentes avenidas en Manhattan y sus imponentes tiendas, Nueva York ofrece a los turistas muchas alternativas para divertirse y volver a conectarse con las emociones de la infancia, donde seguramente es posible sentir, imaginar y maravillarse.

Conozca estos tips para conectarse con la otra ciudad, esa que tal vez sólo los ciudadanos y locales conocen, pero que tiene las puertas abiertas para ser descubierta por el mundo, sin afectar su presupuesto y posiblemente sin largas filas de espera.

1. Los animales también viven en el Bronx: El zoológico de esta zona en Nueva York es un verdadero espectáculo para los amantes de la naturaleza. Es considerado el zoológico más grande de los Estados Unidos y uno de los más extensos del mundo. Cuenta con cerca de 6.000 animales, de alrededor de 650 especies que viven en excelentes condiciones, en más de 100 hectáreas de terreno. Entre sus atracciones se encuentra un agradable paseo en camello, un teleférico Skysafari, con una vista impresionate de todo el parque; un monorriel que recorre un área dedicada al Asia, Wild Asia, y claro, una conexión enorme con la naturaleza.

2. La ciudad donde nació OREO: Estas galletas que han divertido a miles de personas en el mundo y los han acompañado en tantos momentos de la vida, mientras se disfrutan dividiéndolas y quitándoles la crema, o sumergiéndolas en un vaso de leche: Son new yorkinas. Sí, así como Mónica, Chandler, Ross, Rachel y Joey de la recordada serie Friends. Visite el lugar donde nacieron hace más de 100 años y sienta la emoción de una de estas delicias, en el actual mercado de Chelsea, Manhattan, en el Camino Oreo.

3. La Catedral de Saint John The Divine: Es uno de los tesoros mejor guardados de la ciudad. Los amantes de la arquitectura gótica quedarán literalmente con la boca abierta, al admirar esta magnífica construcción que alberga además un hermoso jardín con una fuente en bronce que representa la lucha entre el bien y el mal. Situada al norte de Manhattan y lejos de los típicos atractivos turísticos, se encuentra esta construcción, la cuarta iglesia cristiana más grande del mundo. Para llegar a ella, tome un bus hacia el norte de la ciudad, y aproveche para ver por uno de sus costados, todo el Central Park.

4. Terraza del Museo Metropolitano: Además de visitar los cientos de obras y esculturas de uno de los museos más impactantes del mundo, el MET ofrece un plan para no perderse. Asómbrese con una vista increíble del Central Park desde su terraza y disfrute de un buen coctel desde la cima del centro del arte en la ciudad. Recuerde que para ingresar al museo, no es necesario pagar la entrada completa, pues es un lugar que acepta donaciones, así que si su intención es no afectar el presupuesto, podrá destinar desde 1 dólar para esta visita.

5. Viva la multiculturalidad en Queens: Si busca entender la magia de NY, visite uno de los distritos más amplios en vecinos de todas las nacionalidades. Barrios latinos, Hindús, Orientales, Griegos, y de muchos lugares del planeta, comparten territorio en este barrio, donde por la misma mezcla cultural, podrá comer lo que quiera y probar los sabores del mundo. Ah, no se pierda de vivir una experiencia local en el China Town de Queens, en el Flushing, barrio donde además nació la famosa Nana Fran Fine.

6. Para los amantes del Cine: No deje de visitar el Museo de Imágenes en Movimiento de Queens, en el antiguo estudio de Paramount Pictures, y conozca el detrás de cámaras de las producciones audiovisuales, con la tecnología y las diversas manifestaciones artíticas empleadas en el cine y los videojuegos. Además encontrará la peluca de Robert de Niro que usó en Taxi Driver; el cuerpo de Yoda; la cabeza de Chewbacca, y muchos otros elementos que lo conectarán con la magia del cine.

7. Legos para todos: La tienda Lego en la plaza de Rockefeller Center es la más grande del mundo. En cuanto entras tanto niños como adultos pasan a tener la misma edad. El interior de esta tienda es espectacular y tiene una distribución increíble de las piezas. Lo mejor es que están ordenadas en secciones diferenciadas por construcción y colores. Es una tienda en donde tanto grandes como pequeños pueden pasar horas y no aburrirse en ningún momento. Un espacio que seguro sacará lo mejor de ti.

Comentarios

Comentarios

Ivan Briceño Linares

#PeriodistaDigital | #CommunityManager - Twitter: @ivanHMH