La “manilla” que abre las puertas del RIU Dunamar en Cancún

Por: Juan Manuel Ramírez M. / Especial para Agéndate | Si usted es de los que siempre soñó con hacer parte de la realeza, a propósito de la boda reciente y la designación de títulos nobiliarios, debe saber que ya existen experiencias para que sus vacaciones lo conviertan en tan noble imposición. Tal y como lo lee. Basta con una manilla, que le ponen en la recepción del hotel RIU Dunamar, para que usted sea el protagonista de unas vacaciones de sueño.

Una habitación con una vista al mar excepcional (por supuesto las aguas cristalinas y la arena blanca de Cancún), una cama de la extensión de Isla Mujeres (isla que por cierto se alcanza a ver desde el hotel) y una nevera llena de bebidas frías junto con cuatro dispensadores de licores (ron, vodka, whisky y tequila… ¿para qué más?).

¿Viajero experimentado? ok, también tiene caja fuerte, una terraza con sillas y mesa de centro para admirar el paisaje, smart TV (si es de los que conecta su móvil con la televisión), secador de cabello, mesa de planchar, shampoo, agua caliente y tomas eléctricas tanto en las mesas de noche como en el baño y junto al televisor.

Los privilegios de la dichosa manilla no terminan ahí. También incluye todas las bebidas y comidas que desee en los cinco restaurantes temáticos del hotel (italiano, asiático, mediterráneo, steakhouse y un gran buffet con vista a la playa), cuatro bares entre los que están un llamativo sumergido en la piscina principal y un sport bar que jamás cierra. En total son cuatro piscinas dispuestas sobre la línea de mar.

Si aún con todo esto usted se siente apenas Príncipe o Princesa, entonces déjeme decirle que la manilla “real” también contempla el acceso gratuito al jacuzzi y el baño de vapor del spa (donde por un precio adicional puede recibir un extraordinario masaje), los shows nocturnos del teatro, la discoteca (obvio con bebidas ilimitadas) y un súper parque acuático que tiene cinco toboganes tanto para niños como para adultos.

Hablemos de Cancún. El hotel RIU Dunamar está ubicado en Costa Mujeres a 35 km del aeropuerto (o sea unos 40 minutos) y a 18 km del centro de Cancún (o sea unos 20 minutos) con unas muy buenas vías de acceso, donde encontrará supermercados como Walmart o Chedraui.

El lugar cuenta con una sede de Scuba Caribe que le ofrece un amplio menú de deportes acuáticos y una playa de arena blanca que se mezcla entre la vegetación demarcando el camino hacia las tradicionales aguas cristalinas de la Riviera Maya. Sus vacaciones reales pueden pasar entre las piscinas (con vista al mar) o las aguas azules de Costa Mujeres. Todo en un solo lugar.

¿Qué planes hacer?

Pero aún no acabemos con el sueño. A través de Scuba Caribe usted puede elegir, por ejemplo, el infaltable catamarán hacia Isla Mujeres. Un día completo en el cual madruga a navegar con una parada incluida para hacer snorkel (si es su día de suerte avistará rayas y tortugas), un buffet ilimitado en la isla y un regreso fiestero por cuenta del equipo de animadores. Sobra decir que el recorrido entre la Costa e Isla Mujeres le dejará claro que Cancún goza de uno de los mares más bellos en su diversidad de azules.

Pero si su majestad quiere sorprenderse con algo verdaderamente novedoso entonces Scuba Caribe lo llevará a visitar el parque de los cocodrilos. Un inolvidable programa que comienza con la bendición de un shaman maya y que luego de abordar una ligera embarcación lo llevará a lo largo y ancho de un pantano donde encontrará enormes cocodrilos nadando muy cerca suyo. Por supuesto, no es “recomendable” dejar las manos por fuera del bote ni mucho menos alimentarlos.

Y si la idea es aventurarse a encontrar un buen restaurante, no deje de ir a Mar-Bella en Puerto Juarez. Se trata de un extraordinario restaurante puesto en primera línea de mar con los exponentes vivientes que luego le servirán en el almuerzo. Tiene el más completo menú de ceviches de la región y las langostas son del tamaño de las camas de RIU. Hay jugos de frutas típicas mexicanas y un margarita inigualable.

¿Cómo volar?

A la hora de decidir con qué aerolínea volar fíjese bien en las horas de llegada para que no desperdicie ni un día de sus vacaciones y en la calidad en el servicio de cada compañía. Bajo esas condiciones, piense en Copa Airlines como una de sus primeras alternativas. Debido a que tiene su Hub en Panamá, cuenta con varias frecuencias que le pueden hacer competitivo el presupuesto y más fácil la elección del vuelo más apropiado.

Con todo lo anterior, no me pueden negar que se sintieron como reconocidos miembros de la realeza. En todo caso, ¿saben qué es muy triste? que la manilla se devuelve cuando terminan las vacaciones y usted vuelve a ser un plebeyo. Nada que hacer, hasta las próximas vacaciones.

Comentarios

Comentarios